El parto: una experiencia difícil de explicar

Hace unos días estuve asistiendo a mi mujer en el parto. Meses antes me surgían miedos, fomentados por una experiencia extraña que tuve hace años con un desmayo fortuito. Tenía miedo por si el día del parto me pasaba lo mismo, caía redondo y no podía ayudarla. No sé si fueron las manos de los dioses o la capacidad humana de sobreponerse a cualquier situación, la que hizo que ahora pueda contarlo.

Lo primero que debo alabar fue la actitud del equipo médico que estuvo con nosotros, implicándome en todo el proceso y atendiendo con delicadeza a la madre.

Recuerdo que la matrona me decía: “esto es lo más bonito del mundo”. Para mí, no lo fue. Fue muchas otras cosas, por las que no dudaría volver a pasar, pero bonito no es el adjetivo más apropiado.

Sigue leyendo

Rabia

Siento rabia por la rabia de los últimos años. Rabia por absurda e innecesaria.

Al menos fue sentirse vivo, cabreado pero vivo. Reteniendo la mala hostia con el corazón disparado y con bocanadas de aire largas y contenidas.

Echo la vista atrás y sigo sintiendo la rabia.

Ya no tanto por mí, pero por mí porque hay heridas que si no se cierran se enquistan en la sombra.

Olvidar es a veces más práctico que sabio, pero solo si eres capaz de olvidar como si nunca antes hubiera ocurrido.

Ya siento menos rabia, mucha menos pero aún demasiada para lo que debería.

Es rabia por injusticia, por absurda, por innecesaria, y, sobre todo, porque, en muchos casos, fue inconsciente.

Drupal & Beers en Cáceres

Ayer asistí a mi primera Drupal & Beers en Cáceres con un par de amigos drupaleros. Fue una experiencia totalmente recomendada (y no lo digo sólo por las cervezas).

Llevo ya varios años trabajando con drupal pero nunca al nivel que lo estoy haciendo los últimos meses. La quedada informal fue muy interesante, no sólo por estar con amigos, sino porque hablamos de cosas de trabajo con un aire distendido y sin miedo a compartir conocimientos. Todos comentamos proyectos en los que estamos o hemos estado inmersos, recordando anécdotas, dolores de cabezas y logros. Fue sencillamente genial.

Sin duda, compartir conocimiento es bueno y, desde luego, en mi profesión se nota mucho más. Salí con la cabeza llena de ideas interesantes y nuevas perspectivas de cómo hacer determinadas cosas y de cómo no hacer otras (quizá mucho más importante).

Los drupaleros cacereños deberían animarse a venir a este tipo de eventos, al menos una vez y que juzguen ellos mismos si merece la pena repetir. Yo ya estoy pensando en el siguiente.

Un cambio de “look” puede ser el primer paso para respirar aire nuevo

Quizá el título parece algo bastante obvio o absurdo, pero a veces hay que empezar por cosas sencillas. Uno de los estúpidos blog que ojeo sobre cómo gestionar el tiempo para aprender a organizarme mejor (y que curiosamente me hace perder el tiempo en la mayoría de los casos), indica que a veces es necesario dividir las tareas de un problema en tareas más pequeñas para que sea más fácil resolverlas y así avanzar y ser consciente de dicho avance. Otro aspecto que se suele comentar en dicho blog es la necesidad de minimizar las distracciones. Son recomendaciones básicas e incluso triviales pero que normalmente obviamos.

Sigue leyendo

Picturámica

Dicen que Cáceres ha perdido mucha vida desde que era un jovenzuelo que disfrutaba del botellón en la plaza. Ahora, más ocupado que nunca, se me ha ocurrido compartir una pequeña afición surgida en los últimos años y así contribuir  a mantener el encanto de esta gran ciudad.

Siempre me ha gustado ver exposiciones de fotografía en los bares y mis amigos del María Mandiles me han cedido sus paredes para mostrar algunas fotos de mis viajes. Sigue leyendo