Autoreciclaje

Creo que he empezado con buen pie el año. He dejado de lado lo que no quería conservar: un pequeño placer ahumado que nunca debió haber existido. Los dolores musculares vuelven como síntoma de que el ejercicio forma parte de mi vida de nuevo. Los libros (por desgracia no para el ocio) avistan en las largas tardes libres desperdiciadas para forjarme un futuro más estable, aunque sé que está muy difícil, no pierdo nada intentándolo. El carácter es el reto más complicado que tengo. No sé si es bueno ser tan claro. Al menos no me dedicaré a tener a todo el mundo contento porque en el fondo somos unos desgraciados que terminamos mirándonos únicamente nuestro ombligo. Nos lo merecemos. ¿O no?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s