2013

Siempre que se acerca un año nuevo, uno tiende a hacer planes que difícilmente podrá cumplir. El misticismo que nos empapa la cabeza en estas fechas, nos hace vivir unos días irreales rodeados de todas esas cosas que deberían darse a lo largo de todo el año.

También es tiempo de añorar más que nunca a esas personas que ya no están a nuestro lado.

Espero que este año sea simplemente diferente, mucho más positivo para la gente que me rodea (con eso soy feliz). No quiero nada más. Deberíamos contentarnos con cositas pequeñas. Para qué más…

Tú no puedes comprar el viento, tú no puedes comprar el sol, tú no puedes comprar la lluvia, tú no puedes comprar el calor, tú no puedes comprar las nubes, tú no puedes comprar los colores, tú no puedes comprar mi alegría, tú no puedes comprar mis dolores

Anuncios

Un comentario en “2013

  1. Claro está. Demasiados objetivos, demasiadas ideas. La realidad nos supera, pero que nunca nos falten los sueños ni las buenas intenciones, pues sólo éstos nos hacen mejores y llevan la sociedad hacia delante.
    Ahora parece que nos conformamos con poco. Tal vez estamos aprendiendo a saber qué es lo importante.
    Sí, la felicidad que nos rodea nos hace felices, y así debe seguir siendo. A ver si todo mejora un poco y la gente puede sonreír más fácilmente.

    Un fuerte abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s