Crowdfunding: otra manera de creer en los proyectos

Con el café en una mano y twitter en la pantalla, he recordado un tweet que se envió durante el 2º networking del BellotaValley : Lola Flores inventó el crowdfunding cuando dijo “si cada español me da una peseta consigo pagar mi denuncia”.

Para mucha gente, la iniciativa del crowdfunding es totalmente desconocida aunque, en los tiempos que corren, está tomando cada vez más fuerza. Consiste básicamente en financiar un proyecto de forma colectiva por personas que están interesadas en el mismo. Podría compararse a las donaciones del siglo XXI, por si alguien no lo termina de entender. Está ligado a las comunidades online, redes sociales, micropagos,…

Los proyectos pueden ser de cualquier temática y no es necesario que sean muy costosos para tener que colaborar. Simplemente hazlo si te gusta o te apetece. No hay más.

Uno de los ejemplos más interesantes de nuestro país quizá sea El Cosmonauta, un largometraje de ciencia ficción producido con fondos obtenido mediante crowdfunding y por el uso de licencias de creative commons.

En mi tierra, tengo cerca otro proyecto muy interesante y curioso por su forma de ser. Se llama Deformología. Trata de un escritor que quiere dar a conocer su obra y te da todas las facilidades del mundo para ello. Él sólo te pide a cambio que le escribas unas líneas propias en su blog y te envía una copia en pdf del libro que te interese. Es genial, ¡no me digáis que no!
Sigue leyendo

Anuncios

A ti, artista llorón

Estoy cansado ya de escuchar los mismos y tristes argumentos de un gran número de mal llamados artistas: La cultura se muere o nos morimos de hambre, los cabrones de los piratas que nos roban, queremos vivir de nuestro trabajo, nos pagan un porcentaje muy pequeño,…

Acusar a la piratería de lo mal que van las cosas no es más que un vago ejercicio de autocrítica y egocentrismo, de un análisis superficial del problema actual. Decir que la cultura se muere es simplemente una aberración. Que la gente quiera vivir de su trabajo no es algo nuevo ni está únicamente unido al sector artístico. Que pagan poco, como en la mayoría de los trabajos.

Vivimos en una época de enormes cambios morales, sociales,…, y muchos de ellos siguen analizándose bajo cánones desfasados, criticándose desde puntos de vista irracionales. Aparte de que deberíamos realizar análisis y críticas basándonos en otros criterios, lo que realmente necesitamos es un cambio de mentalidad y ganas de buscar soluciones. Ya no vale echar la culpa a otros, ¿cuántos putos años tenemos?

Sigue leyendo

Déjame entrar

Déjame entrar es una película que ha pasado sin pena ni gloria por los cines de España, en favor de la típica basura para todos los públicos (salvo alguna excepción posiblemente). No recuerdo dónde vi el tráiler pero cuando éste terminó, sabía que la vería en cuanto me hiciese de ella y que me gustaría. No me equivoqué.

Anoche, mientras cenaba un kebab mixto, la puse en la televisión y desde el primer minuto me mantuve atento. Se inicia con un chico de 12 años que sufre acoso en el colegio y la llegada de una extraña niña de su misma edad que se convierte en su vecina. A partir de este momento, la belleza visual unida al minimalismo y la sencillez de sus diálogos y su música, dan lugar a casi 2 horas de buen cine. Es el típico ejemplo de buen cine que no requiere de excesivos artificios para contar la historia en cuestión.

Sigue leyendo