Toscana: Crónicas Itálicas (parte segunda)

Día 9 de Agosto de 2007

8:30. El primer móvil comienza a sonar dando paso a los primeros rayos de luz en la caravana. Las duchas de rigor, los zumitos con los croissant y algo de leche, tras los supuestos ronquidos ocasionados por un servidor.

Encendimos la música para coger fuerzas y comenzar a bailar mientras algunos vecinos nos incitaban a la juerga. De ahí a pagar la parte restante de la estancia en el camping y directos a la estación para ir a Lucca. Un rato de espera en la estación de tren y en apenas 20 minutos de viaje llegamos al nuevo paraíso (quizás el primero de nuestras aventuras). La belleza y el exotismo clásico irradiaba desde el primer paso.

El calvito de la oficina de turismo se ofreció generosamente y al módico precio de 1’50 €/hora/maleta a cuidar del equipaje (un dinerito bien invertido). La hermosa e inacabable muralla de 4 km de longitud guardaba grandes tesoros. En la Piazza San Martino, pudimos contemplar el Duomo di San Marino (Catedral de San Martín) y escuchar a un joven embelleciendo el lugar con su guitarra clásica. De camino a la Piazza Napoleone, nos encontramos con otro músico callejero, esta vez haciendo sonar un acordeón que entrelazaba sus notas con las ya casi silenciosas melodías dejadas atrás.

Sigue leyendo

Anuncios

Toscana: Crónicas Itálicas (parte primera)

Días 7 y 8 de Agosto de 2007

17:30. Punto de partida: estación de autobuses de Cáceres. Por lo que más temíamos era, como siempre por la puntualidad de Chicha, que generosamente se había ofrecido a recoger y llevar a casi todas las niñas. Esta vez había cumplido (¡un brindis por Chicha!).

El viaje a Madrid fue bastante tranquilo: mp3, revistas, alguna cabezada,… Como sorpresa añadida, unos amigos de Montaña, Adela y su novio Dani, nos esperaban en la parada de metro “Ibiza” para tomar un tentempié que nos ayudaría a pasar la dura noche en la T4. Al convite se unió el primo de Mariluz, Víctor, que amenizó lo que restaba de tapas con sus vivas historias y gestualizaciones. Sin embargo, la sonrisa se nos descuadró cuando llegó la cuenta: 78€, primera estacada al fondo comunitario.

Sigue leyendo