A ti, artista llorón

Estoy cansado ya de escuchar los mismos y tristes argumentos de un gran número de mal llamados artistas: La cultura se muere o nos morimos de hambre, los cabrones de los piratas que nos roban, queremos vivir de nuestro trabajo, nos pagan un porcentaje muy pequeño,…

Acusar a la piratería de lo mal que van las cosas no es más que un vago ejercicio de autocrítica y egocentrismo, de un análisis superficial del problema actual. Decir que la cultura se muere es simplemente una aberración. Que la gente quiera vivir de su trabajo no es algo nuevo ni está únicamente unido al sector artístico. Que pagan poco, como en la mayoría de los trabajos.

Vivimos en una época de enormes cambios morales, sociales,…, y muchos de ellos siguen analizándose bajo cánones desfasados, criticándose desde puntos de vista irracionales. Aparte de que deberíamos realizar análisis y críticas basándonos en otros criterios, lo que realmente necesitamos es un cambio de mentalidad y ganas de buscar soluciones. Ya no vale echar la culpa a otros, ¿cuántos putos años tenemos?

Sigue leyendo

Odio tu puta música enlatada

Después de un viaje de ida y vuelta en el mismo día a Madrid, me quedaban fuerzas para tomar una cerveza (que se presumía rápida) en un bar concierto en el que, un martes noche, ofrecían una jam session. Mi asombro empezó nada más llegar ya que no cabía un alma más en el local: ¡coño, qué raro un martes! Cuando conseguí entrar, empecé a ver muchas caras conocidas, sobre todo de músicos. “Estos cabrones tienen tirón”, pensé. Una cerveza y comenzó el estruendo: acordes generosos para que los artistas dieran rienda suelta a su sabiduría.

Al principio me supo a más de lo mismo, lo que había visto y escuchado otras veces de manos de los mismos. Pero cambié de opinión rápidamente. Un amigo se subió con su guitarra y demostró que hay otras cosas que se pueden hacer. Interpretó con el resto un tema de Django Reinhardt.

NOTA: el que no conozca a Django probablemente está intoxicado por el conocido mal de “la música enlatada”.

Sigue leyendo

Song to the siren

Cuando cae la noche y la luna juega a esconderse en el cielo, la vigilia me arrastra hasta vidas pasadas, cabalgando junto a marinos en sus barcos, sumidos en la quietud del mar, iluminados únicamente por farolillos en vaivén constante, esperando un canto de sirena que nos despierte y nos empuje hasta sus brazos una vez más.

Fica (y otras reflexiones sobre cine)

Ayer 14 de julio, mis amigos me convencieron para ir a Villanueva de la Serena a ver un concierto de Christina Rosenvinge. Curiosamente, el ambiente que nos encontramos fue algo muy distinto al que nos esperábamos. ¿Por qué? Mejor sigan leyendo.

Ante nuestros ojos estábamos ante el FICA09: festival internacional de creación audiovisual. Nos sorprendimos porque no habíamos oído hablar de él previamente. Además, después de haber hecho unos kilómetros a ciegas por desconocer si las entradas para el concierto se compraban allí y dónde sería, para entrar al festival necesitábamos invitación (no nos valió pedir que nos invitaran para sentirnos invitados). El concierto era en el mismo lugar.

Al final, después de marear la perdiz, conseguimos entrar. Nos sentamos, se alzó el telón y, con una luz intimista, unas notas de piano junto a la voz de Christina abrieron el festival. ¡Genial!

Sigue leyendo