Por honor

Afilé el cuchillo sentado frente al espejo. Mi mirada estaba fija en mis propios ojos, desvanecidos en pensamientos forjados a través de los siglos. El tiempo parecía haberse detenido y el ruido de los coches, los gritos de la gente que se colaban por las ventanas quedaban en leves susurros para mi mente. Respiré hondo y me puse en pie. El pulso ya no me temblaba, estaba convencido. Dejé la carta apoyada en nuestro retrato, en un sobre blanco en el que sólo ponía su nombre. Até la cinta en mi frente y salí a caminar. Todos se apartaban de mi lado, con la mirada perpleja. Una voz a los lejos me susurraba que siguiera hacia delante, sin miedo, con la cabeza alta: “nunca más sentirás dolor, te acogeré una vez más en mi seno”.

Ahora en el mundo se escucha una vez más: “ahí va otro estúpido mártir que no supo cuestionar su fe”.

Anuncios

Sobre la DGT

¿Por qué la DGT en sus campañas de prevención recomiendan tomar cerveza sin alcohol y no tomar un zumo, gazpacho,…?

NOTA: la cerveza sin alcohol también tiene alcohol, aunque sea en muy baja cantidad.

Unos días por Madrid

No estoy de vacaciones, pero se parece mucho. No puedo hacer nada más que pasear, comer y dormir (una terna maravillosa para más de uno). Estoy totalmente desubicado, intento centrarme pero todo va demasiado rápido en esta ciudad del caos. Seguramente tendrá cosas muy bonitas para ver pero no he sacado tiempo para buscarlas. Lo más interesante es hacer un análisis visual de las personas, sus formas de actuar, deducir sus orígenes y sus vidas. En mi ciudad sería muy complicado encontrarse con una fauna tan variada.

Digo “fauna” porque sin duda esto se parece a una jungla donde la supervivencia es el máximo exponente de lo que algunos intuyen en vida. Orientales, latinos, africanos, … Siempre he pensado que la diversidad es necesaria y enriquecedora. Pero en épocas de crisis, todos sacamos los dientes y nos aferramos a lo que haga falta con tal de salir a delante.

¿Miedo? Siempre a lo desconocido o más bien a las reputaciones adquiridas. Algunos dirán que son merecidas, otros dirán lo contrario. Yo no tendré tiempo de averiguarlo. En pocos días, vuelvo a mi hogar.